martes, 2 de febrero de 2016

Risco de San Juan


El Risco de San Juan o también conocido por las casas de colores es un lugar bastante pintoresco de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que hace sentir a los visitantes como niños recorriendo sus callejuelas descubriendo emociones a cada vuelta de las esquina.
La población estaba constituida por familias de origen humilde, arrieros, artesanos, jornaleros y pescadores, la procedencia de esta población era del interior de la isla, así como de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, inmigrantes que, en todo caso, acudían a la ciudad huyendo de difíciles situaciones, como sequías y hambrunas.


A mediados del siglo XIX, San Juan tenía una población de 692 habitantes, en poco más de un siglo la ocupación de la loma y cumbre irá paralela al despegue demográfico y urbano de la ciudad, sobre todo con el funcionamiento del puerto de La Luz, entre 1883 y 1902 donde empieza a expandirse la ciudad.
Gran parte de la población de San Juan proviene de las medianías y cumbres de Gran Canaria.
Este desplazamiento se va disponiendo en la loma del risco, en la parte alta, ya que la baja estaba ocupada. Se trata de una población humilde, con orígenes rurales, donde lo primero que buscaban era un techo, un lugar donde vivir y traer familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario