viernes, 18 de diciembre de 2015

Los animales saben cuando les toca la transhumancia


Empezaba la mañana como es costumbre en la cumbre con el fresco característico de ese lugar, ese que hace que te despiertes si aún estas dormido, aunque desde bien temprano ya las ovejas con los primeros rayos de luz se encargaban de despertar a todo el mundo con sus balidos. Y es que estos animales saben cuando les toca realizar la transhumancia, lo perciben en el ambiente, es como si fuera una especie de fiesta para ellas. A los pies del Roque Nublo, y desde un punto algo elevado un pastor, cuenta atentamente el número de animales que van a partir rumbo hacia Pavón, para no dejar a ninguna oveja por el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario